DIGESTIVO

D. Rafael Sáenz Solís

La especialidad de Aparato Digestivo se define como aquella parte de la Medicina que se ocupa de las enfermedades que afectan al tracto digestivo y órganos glandulares asociados (esófago, estómago, intestino delgado, colon, recto, ano, hígado, vías biliares y páncreas), así como las repercusiones de las enfermedades digestivas sobre el resto del organismo humano e inversamente las repercusiones de las enfermedades del resto del organismo sobre el sistema digestivo.
Para simplificar, los pacientes con patologías digestivas presentan, entre otros, alguno de los siguientes síntomas:

  • Distensión abdominal. Es una afección en la que el abdomen, o vientre, se siente lleno y apretado. Incluso puede aparecer hinchado.
  • Estreñimiento. El estreñimiento se da cuando las heces se evacuan con menor frecuencia de lo que normalmente sucede; incluso podrían ponerse duras y secas.
  • Diarrea. Se presenta cuando expulsas heces acuosas o sueltas. En algunas personas, la diarrea es leve y desaparece en unos pocos días. Este tipo suele ser tratado en atención primaria. En otras puede durar más tiempo (diarreas crónicas) y suelen requerir atención especializada, sobre todo cuando se asocian a la presencia de sangre o pus en las heces.
  • Incontinencia fecal. La incontinencia fecal ocurre cuando no se es capaz de impedir que las heces se escapen por el ano, o bien que el paciente no percibe la sensación de deseo de defecar.
  • Náusea y vómito. Náuseas es la sensación de tener ganas de vomitar. Se suele acompañar de síntomas vegetativos (palidez, sudoración…).Vomitar consiste expulsar los contenidos del y salir por la boca, de forma forzada, es decir, con contractura violenta e involuntaria de la musculatura abdominal. En caso de vómito con sangre en su contenido, consiga ayuda médica inmediata.
  • Acidez («ardor» o «ardentía»).Es una sensación de ardor justo debajo o detrás del esternón, con carácter ascendente. Generalmente proviene del esófago. El dolor suele originarse en el pecho desde el estómago. Puede sentirse en el cuello o la garganta. Puede acompañarse de regurgitaciones, que es la salida involuntaria del contenido del estomago, pero de forma no violenta y sin cortejo vegetativo asociado (a diferencia del vómito)
  • Dificultad para tragar alimentos o dolor desencadenado al tragar (particularmente cuando los síntomas se localizan de la nuez de Adán hacia abajo)
  • Sangrado al evacuar. Se refiere a la pérdida de sangre con las heces. En caso de sangrado intenso consiga ayuda médica inmediata.
  • Cambios en las características o frecuencia de las deposiciones
  • Dolor abdominal. Es el dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle, a menudo denominada abdomen o vientre («barriga»).
  • Ictericia («ponerse amarillo»), que suele asociarse a coluria (orina oscura) y acolia (heces pálidas o poco coloreadas)
  • Pérdida inexplicable de peso asociado a los síntomas anteriores

Para el estudio de estos síntomas, aparte de la historia clínica y de la exploración física, se precisan de técnicas de laboratorio, técnicas de imagen y de las denominadas técnicas endoscópicas, realizada por el especialista en Aparato digestivo y en ámbito hospitalario, como son:
• Esofagogastroduodenoscopia o endoscopia digestiva alta
• Colonoscopia total o endoscopia digestiva baja
Ambas técnicas presentan una vertiente diagnóstica y una vertiente terapéutica, es decir, nos permiten actuar sobre lesiones sangrantes, resecar pólipos, etc …

Solicitar cita Online

Para solicitar cita haga click en el siguiente botón.